Juegos del Método Montessori

juegos del metodo montessori

El método Montessori fue creado por Maria Montessori, nacida en Italia en 1870. Su método fomentó un gran interés a nivel mundial y creó una gran repercusión en el mundo de la educación hasta el día de hoy. 

La educación desde los primeros años de vida es determinante, no solo para estimular el desarrollo cognitivo de los pequeños, sino también para crear las bases de los valores y la actitud que desarrollarán durante su vida. La educadora italiana María Montessori se dio cuenta de ello y ella misma creó un método educativo que protagoniza a los niños y niñas, ya que no solo valora conocimientos intelectuales, sino que de la misma manera estimula su autonomía respetando los ritmos de aprendizaje e intereses individuales. 

Es un método de trabajo empleado en la educación de los niños y niñas cuyas características son siete: 

  • Estimulación de los sentidos
  • Preparación para procedimientos más complicados
  • Favorecer su vida práctica
  • Destaca las habilidades individuales 
  • Autocorrección y autoevaluación 
  • Fomentar el trabajo en equipo y la cooperación 
  • Manifiesta rienda libre hacia la creatividad 

¿Cómo funciona el método Montessori?

 Según el método de Maria Montessori, los pilares fundamentales de su trabajo se basaban en el desarrollo de la autonomía personal, la estimulación del conocimiento interior y el control del movimiento. 

Para ello, es esencial emplear como recursos educativos materiales adecuados para dar pie al aprendizaje de los niños y niñas. Además, se debe dar un ambiente de calidad y una intervención del adulto discreta, prudente y respetuosa. Estos materiales permiten que los niños y niñas puedan reconocer el error por ellos mismos y así de esta manera, guiar su propio aprendizaje. 

Los materiales Montessori estimulan múltiples habilidades de los niños y niñas a través de texturas, formas, gama de colores, diferentes olores y sonidos para incentivar todos los sentidos. De este modo se ofrece la posibilidad de reconocer de manera más sencilla el mundo que les rodea. 

Gracias a este aprendizaje se agudizan los sentidos, se amplía la percepción y a partir de experiencias concretas se alcanzan las abstracciones claras en la mente del niño/a. Permite a los niños/as resolver problemas, elegir diferentes alternativas, favorecer las relaciones, conseguir propósitos, crear nuevas formas de descubrimiento y manejo. 

Este modelo de aprendizaje se divide por edades. Esto se debe a que las habilidades presentes y formas de aprender varían en cada etapa del desarrollo evolutivo de los niños y niñas. A continuación, mostraremos cómo se trabaja dependiendo el rango de edad de cada niño/a:

  • 0-3 AÑOS: En esta etapa, los niños y niñas absorben como esponjas las bases esenciales para el desarrollo de su futuro. Se trabaja en un ambiente físico, emocional, psíquico y seguro para que puedan explorar el mundo que les rodea.
  • 3-6 AÑOS: Se continúa con el desarrollo de los tres años anteriores. Las competencias de trabajo se dividen en experiencias de la vida práctica, sensorial, lenguaje y matemáticas. Buscan el objetivo de trabajar y conocer su entorno, potencializando siempre las habilidades y capacidades personales de forma individual.
  • 6-12 AÑOS: Gran parte de los colegios trabajan contenidos como el desarrollo de la tierra y el universo, comunicación y matemáticas, desarrollo de la vida y los seres humanos. Todos estos contenidos son básicos para despertar la curiosidad e imaginación en cada niño/a.

¡Pide Información!